• Al fregar los platos, no permita que el agua corra mientras los enjuaga.
  • Ponga en marcha la lavadora y el lavavajillas únicamente cuando estén llenos.
  • Tomar duchas cortas e instalar una alcachofa de bajo flujo. Si mantiene su ducha diaria por debajo de los 5 minutos, puede ahorrar hasta 3.500 litros al mes. Cierre el grifo mientras usa el champú o acondicionador de pelo, pues ahorrará casi 200 litros de agua a la semana.
  • Cerrar el agua mientras se cepilla los dientes, se afeita, etc. Si cierra el grifo mientras se afeita para limpiar la cuchilla llene el lavabo con un pequeña cantidad de agua, de esta forma ahorrará casi 400 litros a la semana.
  • Llene de agua una botella de plástico y colóquela en la cisterna del cuarto de baño. Así ahorrará 45 litros del volumen de agua que se utiliza cada día al tirar de la cadena.
  • Compruebe su sistema de aspersores con frecuencia y ajústelos para no regar zonas que no lo necesiten.
  • Instale cubierta en su piscina y compruebe que no hay escapes en la depuradora y bombas.
  • Reduzca al mínimo la evaporación regando durante las horas tempranas de la mañana, cuando las temperaturas están más frescas y los vientos son más ligeros.
  • Utilice plantas y árboles que consuman poco agua.
Traducir »